TRATAMIENTO DE CHOQUE – BBLASTER

Los métodos regulares para limpiar y desodorizar un área contaminada a veces no son suficientes. Por ejemplo, las mascotas y el humo del cigarrillo son olores muy difíciles de remover por que las moléculas de olor de estos compuestos, además de estar presentes en el ambiente, también se impregnan en las superficies.

El tratamiento de choque con ozono garantiza una descontaminación total del área, destruyendo esos compuestos olorosos que no pueden lavarse y desinfectando techos, paredes, agujeros no accesibles, muebles, incluso ductos de aire acondicionado y ventilación, sin el uso de químicos dañinos. El ozono puro (O3) que produce el BBlaster se genera a partir del oxígeno presente en el ambiente y se descompone en corto tiempo nuevamente a oxígeno, por lo que es una tecnología limpia, amigable con el ambiente, libre de residuos contaminantes. La tecnología descarga de corona presente en el BBlaster crea el ozono mediante descargas eléctricas, en un proceso similar al de los rayos producidos por la naturaleza, que también producen ozono.

El ozono elimina los microorganismos  en un proceso conocido como lisis en el que atraviesa la pared celular y afecta la carga de ADN/ARN, inactivándolos eficazmente.  Debido a este proceso no pueden crear resistencia, por lo tanto evita la generación de organismos súper resistentes. Igualmente elimina olores y compuestos volátiles orgánicos rápidamente mediante un mecanismo de oxidación que ocurre cuando el tercer átomo de oxígeno que tiene un enlace débil se separa fácilmente de la molécula de ozono para combinarse con otras sustancias. De esta manera, destruye los olores y los compuestos volátiles orgánicos, no los enmarcara.

El ozono es un oxidante fuerte que ataca agresivamente los compuestos orgánicos, por lo que se debe manejar con precaución y sentido común. Teniendo en cuenta los límites de exposición al ozono en ambientes durante 8 horas determinados por OSHA (0.1 ppm) y EPA (0.08 ppm), las concentraciones de ozono creadas por el BBlaster están por encima de los niveles considerados como seguros para las personas y por lo tanto deben ser usados en espacios desocupados: NO HUMANOS, NO MASCOTAS Y  NO PLANTAS. 

  • Asegúrese de tener un equipo que cuente con la capacidad suficiente para tratar 100 pies cuadrados con 1000 miligramos de ozono, esto permite realizar el trabajo lo más rápido posible y asegurar resultados permanentes.
  • En los casos de eliminación de olor, asegúrese de haber retirado la fuente de olor o de haber limpiado adecuadamente la misma.
  • Retire objetos de caucho blando o cúbralos con una bolsa plástica y séllela.
  • Utilice un ventilador para mover el aire y ayudar a una mejor distribución del ozono en el área. Si el área a tratar cuenta con sistema de aire acondicionado ajuste el sistema en la modalidad de ventilación.
  • Cierre las ventanas y las puertas del área, dejando abierta una pequeña entrada de aire ya que los generadores de ozono requieren una fuente fresca de oxígeno para convertirlo en ozono.
  • El BBlaster se puede ubicar fuera del área para permitir el acceso de aire fresco. También se puede ubicar en la entrada de aire de la manejadora de aire acondicionado para hacer el tratamiento al sistema.
  • En ambientes con humedad relativa por encima de 70% si es posible use un deshumidificador para no afectar la generación de ozono y lograr mejores resultados.
  • Si el área a tratar está vacía realice el tratamiento hasta por 8 horas. Si el área cuenta con mobiliario realice varios tratamientos por 1-2 horas, ventile y repita nuevamente según sea necesario.
  • Después de que el equipo se detenga, deje pasar al menos una hora antes de ingresar al área para permitir que el ozono revierta completamente a oxígeno. Abra las ventanas para ventilar el área. Si cuenta con la mascarilla apropiada, úsela y entre al área para abrir ventanas y ventilar el área más rápidamente.
  • Si es necesario, repita el tratamiento después de airear el área.