TECNOLOGÍA – PHI

La Tecnología PHI (Photohydroionization ó Fotohidroionización) es un sistema de oxidación avanzada con características únicas. Es utilizada para purificación de aire e incluso superficies, siendo el sistema más moderno, seguro y extremadamente efectivo para mejorar la calidad del aire interior.

Esta tecnología elimina muy eficientemente microorganismos como bacterias, hongos, mohos y virus, así como olores y compuestos volátiles orgánicos.

La base de la tecnología es la Celda PHI, la cual está conformada por un bulbo de luz ultravioleta de amplio espectro y un catalizador compuesto por cuatro metales. Utilizando como fuente de energía la luz ultravioleta aplicada sobre el catalizador y usando como materia prima la humedad y el oxígeno presentes en el ambiente, se crea un proceso de oxidación avanzada que genera básicamente peróxido de hidrógeno en fase gaseosa.

El peróxido de hidrógeno al ser liberado al ambiente inactiva eficazmente bacterias, mohos y virus en el aire y en superficies y de igual manera, elimina olores y compuestos volátiles orgánicos convirtiéndolos en gas carbónico y agua como resultado de su proceso de oxidación.

El peróxido de hidrógeno revierte a oxígeno y agua en muy corto tiempo, sin dejar residuos, por lo que es una tecnología totalmente limpia.

La respuesta es relativamente simple. Se debe al sistema de defensa a la oxidación de nuestro organismo, el cual utiliza una mezcla especial de enzimas  que catalizan las reacciones de oxidación haciéndolas prácticamente inocuas para nuestro organismo.

Por otro lado, teniendo en cuenta que la concentración de peróxido de hidrógeno creada en el ambiente por los equipos de la Tecnología PHI alcanza hasta 0,2 ppm, y considerando que el límite de exposición establecido por OSHA, NIOSH y ACGIH  es de 1,0 PPM, podemos afirmar que ésta es una tecnología segura para  ser utilizada en espacios habitados.

La Tecnología PHI oxida rápidamente los contaminantes ambientales presentes en el aire y superficies. Evaluaciones  realizadas por nuestra representada RGF en conjunto con laboratorios y universidades independientes demuestran una alta inactivación en microorganismos patógenos, obteniendo una reducción microbiológica superior al 90% en 24 horas. Igualmente, realiza una efectiva eliminación de olores, formaldehído y otros compuestos volátiles orgánicos.

Antes

PHI_Tecnologia_Imagen 3 - Antes

Después

PHI_Tecnologia_Imagen 4 - Despues

Porcentaje Reducción de Olor

Resultados de evaluaciones realizadas*

BACTERIAS  
Estafilococo Dorado 98+%
Clostridium Difficile 99%
Estreptococo Sp 96+%
Pseudomonas 99+%
Listeria 99+%
Escherichia Cole 98+%
VIRUS  
H1N1 99+%
Picornavirus 100%
Influenza Aviar 100%
SARS 99+%
Norwalk 99+%
MOHOS/LEVADURAS  
 Strachybotrys Chartarum 99+%
Cándida Albicans 99+%
OLORES  
Humo 80+%
Formaldehido 90+%
C.V.O. 80+%

 

* % de reducción en 24 horas

Universidad del Valle

Localmente realizamos dos evaluaciones en conjunto con la Universidad del Valle, con la participación del Departamento de Higiene y Seguridad Industrial, el Departamento de la Vicerrectoría Académica y el Laboratorio de Microbiología Industrial y Ambiental, para certificar la capacidad germicida de la Tecnología PHI.

La primera evaluación se realizó en la División Financiera, donde se instaló un Guardian Air en el ducto del sistema de aire acondicionado durante tres semanas. El promedio de reducción microbiológica obtenido fue del 62%. Los resultados son muy satisfactorios, teniendo en cuenta que el sistema de aire acondicionado sólo estuvo en operación durante 49 de las 150 horas que debía funcionar normalmente durante las 3 semanas de la evaluación.

La segunda evaluación se realizó en la Vicerrectoría Académica, donde se instaló un Guardian Air en el ducto del sistema de aire acondicionado durante 10 días. El promedio de reducción microbiológica obtenido fue del 77%.

Otros clientes

Adicionalmente hemos realizado otras evaluaciones en las instalaciones de nuestros clientes en donde los resultados de reducción microbiológica obtenidos confirman la alta eficiencia de la Tecnología PHI para eliminar microorganismos, y por lo tanto para prevenir los contagios de enfermedades infecciosas y proteger activamente la salud de las personas.

Es importante recalcar que no se realizó ningún tratamiento de sanitización antes de los muestreos microbiológicos iniciales, ni después de instalados los equipos para las evaluaciones.

En los ductos de los sistemas de aire acondicionado se crea un ambiente en el que los microorganismos, especialmente bacterias y hongos, encuentran condiciones de humedad, temperatura y nutrientes favorables para su desarrollo y proliferación.

Estos microorganismos se multiplican y alcanzan concentraciones que llegan a ser perjudiciales para las personas que permanecen en estas áreas, representando una de las principales causas de enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, situación que requiere la implementación de medidas o procedimientos que eliminen o controlen este riesgo para la salud de las personas. Los métodos que se utilizan convencionalmente para controlar la contaminación ambiental en espacios con sistemas de aire acondicionado son: lámparas de luz ultravioleta germicida, nebulización, limpieza y sanitización de ductos, filtros e inyección de aire exterior.

¿Cómo se diferencia la Tecnología PHI de estas alternativas? Ver Más

¿Está considerando la posibilidad de realizar una sanitización de los ductos de aire acondicionado?

Le proponemos implementar la Tecnología PHI como una opción más eficiente y económica a este proceso. En comparación con otras alternativas disponibles en el mercado para controlar los microorganismos presentes en los sistemas de aire acondicionado, el Guardian Air de la Tecnología PHI es la mejor opción por las siguientes razones:

  • Numerosos estudios y referencias locales validan la reducción microbiológica superior al +90% que se obtiene con esta tecnología.
  • Los equipos son de fácil instalación, libres de mantenimiento y de muy bajo consumo de energía.
  • Previene el contagio de enfermedades infecciosas transmitidas por vía aérea.
  • Soluciona problemas de “síndrome del edificio enfermo” asociados a contaminación microbiológica o compuestos volátiles orgánicos.
  • Es altamente eficiente en la eliminación de olores asociados a los sistemas de aire acondicionado.